Regresar al Inicio  
 
 
 

Por Fernando Mejorado.
@fermejorado

Enero de 2014

En la actualidad, muchas empresas y empresarios emiten contenidos y elementos publicitarios que compiten para ganar clientes y así incrementar sus ventas, es decir; todo se reduce a una sola palabra: Comunicación.


Vemos que a lo largo de los últimos años, las empresas dedicadas al marketing y a la publicidad, han innovado en la manera de emitir mensajes novedosos que atraigan la atención de los posibles compradores, sin embargo; el éxito o el fracaso de una campaña  no depende de quién diseñe o produzca el logotipo más bonito o la idea más creativa. Se trata de los mensajes que uno envía, y para lograr un mensaje asertivo; se requiere de investigación, planeación y estrategia.


Es importante también, reconocer que el consumidor final se ha vuelto más crítico y selectivo al momento de tomar la decisión de compra, los especialistas le llaman  “prosumer”.


Debido a los avances tecnológicos, los consumidores están mejor informados y se vuelven más exigentes, lo que ha obligado a las empresas a replantear sus modelos de comunicación. Las redes sociales y el internet le han dado poder a los consumidores, el 61% de los internautas hace o ha hecho comentarios de marcas y personajes en las redes sociales, asimismo, el 40% considera que éstos los ha hecho más influyentes y poderosos, mientras que el 33% señala que utiliza las redes sociales para intentar cambiar aquello que no le gusta. (Fuente: havasworldwide.com)


Esta realidad ha hecho que las marcas y/o las empresas han tenido que cambiar los modelos de comunicación tradicionales, no hace mucho las marcas  sólo mandaban mensajes unidireccionales en la televisión, radio, prensa, medios impresos, incluso en internet. Ahora envían mensajes bidireccionales para entablar una verdadera comunicación con los usuarios a través de las redes sociales, además; las acciones BTL han reforzado la experiencia entre la marca y el consumidor, lo que se traduce también en mensajes positivos, recomendaciones o críticas positivas y finalmente la compra. Ésta condición, todavía no está posicionada en la mayoría de los políticos, partidos y gobiernos.


Hay que saber con precisión que mensajes queremos mandar y que es lo que se quiere. Las campañas tienen su momento, algunas son preventivas, de lanzamiento, de mantenimiento, continuidad, recordación, posicionamiento, de vuelo, racional, motivacional, comparativa, etc. y todas ellas deben de estar basadas en la investigación.


Para darnos una idea de lo importante que es la publicidad en México, en el 2012; las empresas realizaron una inversión de poco más de 90 mil millones de pesos y se espera que para el 2013 la cifra aumente y para el 2016 se destinará más del 50% del presupuesto a campañas en internet. (fuente: merca20.com y eMarketer.com)


 

Las pantallas son el presente y el futuro de la comunicación.


El “mobile” marketing es una de las herramientas que está ganando terreno a pasos agigantados. La penetración de las nuevas tecnologías de la información, en particular la de los dispositivos móviles con conexión a internet, han ocasionado que las marcas tengan sus objetivos sobre los usuarios que cada día consumen más tablets, smartphones, reproductores de música y notebooks ya que estos dispositivos son un canal ideal para conectar e interactuar con los potenciales consumidores.


Los nuevos tiempos obligan a las empresas a apegarse a la realidad de las nuevas tecnologías y a la manera de informarse de los consumidores. Sin embargo, también es importante comunicar hacia dentro, son los empleados y trabajadores los que harán las impresiones reales de lo que sucede en la empresa y de los productos o servicios que ofrecen, así que la comunicación interna o comunicación organizacional es también un herramienta que deben de poner en marcha los empresarios.


Al igual que los políticos, los empresarios enfrentan una verdadera oposición ciudadana. Con frecuencia observamos en las redes sociales, cómo los consumidores publican sus inconformidades inmediatamente despues de sentirse objeto de estas desatenciones.


Adicionalmente, los consumidores tiene hoy mayor conciencia del cuidado del medio ambiente y de los valores humanos, por eso cada vez mas lo vemos refrejado en los productos y servicios que ofrecen las empresas, en la contratación de personal con discapacidad para verse mas humanitarios, en la creación de sus fundaciones para apoyar a personas vulnerables y personas como aspiraciones, así como en la certificación como empresas socialmente responsables. Esto también comunica.


Lo que queda claro es que hoy más que nunca, es innegable que el saber comunicar constituye una de las claves para lograr el éxito. Si queremos alcanzar nuestros objetivos es fundamental que se lleven a cabo campañas basadas en la investigación, planeación y la estrategia.


No solo es necesario comunicar efectivamente (esto es, que el mensaje llegue al público objetivo), es fundamental comunicar asertivamente (que el mensaje sea el adecuado).


En la esfera pública, todo comunica. Y los empresarios no estan excentos de esto. La clave esta en comunicar en las diferentes direcciones en las cuales actua la empresa. Sus contenidos de comunicación deben ser coincidentes: el mismo mensaje, la misma dirección y bajo un solo concepto. Lo que se diga en el eslogan debe empatarse con la atención, el servicio, el producto y la apariencia.